Limpieza y mantenimiento de paneles solares

Para garantizar la máxima eficiencia de su sistema fotovoltaico, tener  un ahorro constante y duraderos en su factura, es importante hacer la limpieza y mantenimiento de paneles solares fotovoltaicos periódicamente. En este post te damos algunas indicaciones sobre el tipo y la frecuencia de las intervenciones a realizar, por lo que los módulos producen toda la energía que necesita.

La exposición de los paneles a los agentes atmosféricos es, en sí mismo, una buena manera de asegurar siempre la limpieza de las células fotovoltaicas. La lluvia y el viento, de hecho, contribuyen a eliminar las impurezas que se depositan en los módulos de silicio,

En ciertas condiciones, tales como la lluvia ácida, el smog o el viento marino realizan depósitos regulares que pueden dañar los paneles, incluso si no son tratados adecuadamente.

¿Con qué frecuencia debo realizar la limpieza y mantenimiento de paneles solares ?

La frecuencia para realizar la limpieza y mantenimiento de paneles solares depende de algunos factores tales como la posición geográfica del sistema y su exposición al polvo y otras circunstancias que puedan afectar negativamente a la producción de energía. Vemos algunos casos:

  •  Un sistema fotovoltaico instalado en un área cerca del mar está sujeta a depósitos de arena y sal transportados por el viento que pueden calcificarse en las células y crear oscurecimientos, lo que limita la parte del panel destinada a la producción de energía.
  • La presencia de árboles, bosques y bosques de pinos en las cercanías de su instalación fotovoltaica puede dar lugar a acumulaciones de hojas y de resina, produciendo un bloqueo en los paneles ,afectando la producciòn eficiente de electricidad.
  • Una vivienda situado en el borde de una zona industrial está más expuesto a depósitos de hollín y los residuos de corte, transportado por los gases de escape, que junto con el polvo y el smog se encuentran entre las primeras fuentes de interferencia para el correcto funcionamiento de la planta.
  • Las chimeneas de hornos y calderas de salida de aire durante el proceso de combustión, micro-partículas que el viento se puede depositar sobre el panel, lo que reduce considerablemente la eficiencia energética.
  • En las zonas particularmente ventosas es más fácil para ayudar a limitar los depòsitos de polvos y de suciedad, que limitan severamente la irradiación destinada a la superficie de los paneles solares.

Tenga en cuenta todas estas situaciones e intervenir cuando sea necesario es útil para preservar la integridad de los paneles y asegurar su máxima eficiencia energética. Un sistema que funciona a plena capacidad asegura un mayor ahorro de costos en los gastos actualesy una fuerte reducción de costos en la factura.